Regalos promocionales: Los clásicos nunca mueren

Ha llegado el momento de hacer un regalo promocional, sabes que necesitas realizarlo pero no tienes ni idea de por dónde empezar. No sabes que regalar. El dilema es habitual: no queremos obsequiar con algo que todo el mundo está haciendo pero por otro lado quieres evitar, a toda costa, que el obsequio se quede en un cajón. Para estas situaciones, seguramente, te van a solucionar la papeleta los regalos promocionales más clásicos que se resisten a pasar a la historia. ¿Quieres saber por qué? De esto te vamos a hablar en el artículo de hoy.

El clásico de los clásicos en el mundo del marketing promocional es… El bolígrafo. A priori puede parecer soso o aburrido pero el bolígrafo promocional es uno de los clásicos más resistentes. ¿Te has preguntado por qué?

  • Todos llevamos un bolígrafo encima y es habitual que la gente se los olvide. Eso hace que circulen de un lugar a otro y en esos bolígrafos siempre hay el nombre de tu marca dando vueltas.
  • Además, es muy difícil que un bolígrafo quede olvidado en un cajón por un simple motivo: siempre son necesarios.
  • Finalmente podemos regalar desde un bolígrafo básico a hacer un regalo de marca como podría ser un Bolígrafo de Antonio Miro o AlexLuca.

Otro de los grandes clásicos de los regalos de empresa es el llavero, que es un producto que además de ser muy llevable, nos permite adaptar-lo de mil maneras diferentes a las temáticas de nuestros clientes. Por ejemplo, si tenemos una tienda de zapatos y estamos pensando en hacer un regalo promocional a nuestros clientes, podríamos regalar un llavero con forma de zapato. También es uno de los regalos estrella por la cantidad de opciones que nos da: puedes regalar un llavero que a la vez sea un puntero, un abridor o incluso un USB.


Y si, ya que hablamos de USB, os comentaremos que a estas alturas ya se ha convertido en un clásico. El USB promocional nos permite regalar algo útil, que a todo el mundo le va bien tener a mano y que tarde o temprano se va a utilizar. Que un producto útil como el USB tenga nuestra marca nos permite ir recordando al cliente que estamos allí para lo que necesiten.

¿Qué os parece? ¿Cuál es el clásico que más os gusta?

Comentarios